Como sabes, estuve un tiempo trabajando en el sector inmobiliario, y he tenido a varias inmobiliarias como clientes de mis servicios de outsourcing comercial. A menudo muchas personas me preguntan qué cosas tener en cuenta a la hora de contratar una buena inmobiliaria, así que he decidido escribir este artículo con 5 consejos al respecto. Espero que te sirva.

1. Que te facilite la vida

Creo que es lo básico cuando contratas a cualquier empresa, sea o no una inmobiliaria. Si cuentas con alguien para que te haga un trabajo (en lugar de, por ejemplo, hacerlo tú mismo/a) es para que te haga la vida más fácil. En ese sentido, elige una inmobiliarias que te de facilidades, no problemas.

2. Conocimiento del mercado inmobiliario

Uno de los principales valores que te da el contratar una inmobiliaria es su conocimiento del mercado. Es muy importante que puedan aconsejarte, por ejemplo, en el precio al que ofrecer tu propiedad. También deben saber qué tipo de clientes pueden estar más interesados; Y cómo preparar la vivienda para ganarle la mayor cantidad de dinero posible.

3. Que tenga más herramientas que tú

Menuda gracia tiene contratar a alguien que haga menos de lo que harías tú para vender o alquilar tu propiedad. Lo lógico, al contratar una inmobiliaria, es apalancarte en sus recursos para lograr más de lo que harías personalmente. Por eso es muy importante que te expliquen qué van a hacer exactamente para encontrar un comprador o inquilino más rápido.

4. Unos honorarios “justos”

El trabajo de agente inmobiliario es mucho más duro de lo que parece, yo lo he sido. Por eso es lógico que por esta gestión la empresa se lleve un porcentaje del precio de la vivienda. Ahora bien, debes valorar si lo que te ofrecen vale o no ese porcentaje, y compararlo con lo que te ofrezcan otras inmobiliarias, libre mercado.

5. Seriedad

Vender o alquilar una propiedad inmobiliaria es algo muy serio, que muchas veces conlleva grandes cantidades de dinero, que están en juego. Por eso una inmobiliaria seria, por ejemplo, hace un estudio de la solvencia de un comprador o un inquilino antes de presentártelo.

También es importante que haya un contrato por escrito donde recoja todo lo que va a hacer por vender o alquilar tu propiedad y las condiciones económicas de ese servicio. Básicamente, lo que son buenas prácticas.


¿Por dónde empezar? En ese sentido, hace poco di con una web que me llamó mucho la atención, se trata de la web de inmobiliaria eume, y me encanta cómo la tienen organizada. Es el perfecto ejemplo de cómo debe ser la web perfecta de una empresa inmobiliaria:

Nada más entrar tienes un buscador con las propiedades que tienen en cartera, tienes toda la información a mano… vale la pensa echarles un vistazo. No se cómo trabajan, pero viendo la web me da muy buenas vibraciones. Yo les daría una oportunidad, aunque sea como punto de partida. Espero que te sirva en tu búsqueda de la inmobiliaria adecuada.


Espero que te haya servido este artículo ¿Qué más cosas tendrías tú en cuenta a la hora de contratar una inmobiliaria? ¿Estás vendiendo una propiedad? ¿Buscas comprar o vender alguna? Cuéntame tu experiencia en los comentarios. ¡Y comparte este artículo en tus redes sociales para que les sirva también a más personas! Hasta pronto.