8 cosas que las mamás emprendedoras deben saber sobre el post-parto

8 cosas que las mamás emprendedoras deben saber sobre el post-parto

Hace unos días, hablando con una emprendedora que ha tenido un bebé hace poco, estuvimos comentando algunas cosas sobre el post-parto que me parecieron muy interesantes para un artículo. Aunque hace tiempo que yo no trato con bebes, si te encuentras a punto de tener uno, o acabas de tenerlo, este artículo probablemente te interesa. Veremos 8 cosas que te pueden pasar, y qué cuidados postparto debes tener en cuenta para poder superarlas con éxito

Y es que, cuando se es una persona emprendedora, al contrario que los trabajadores por cuenta ajena, si no se trabaja se pierde dinero. A veces es posible delegar muchas tareas en otras personas, o en sistemas automatizados. Sin embargo, en muchas ocasiones, tu empresa necesita que “estés ahí” para que las cosas funcionen. Espero que los consejos que te dejo a continuación te ayuden a sobrellevarlo mejor. Las principales cosas que debes tener en cuenta son:

El dolor de los puntos

Una de las mayores molestias que parecen sufrirse tras el parto es el dolor que puedan producir los puntos. De hecho, no solamente se pueden tener puntos tras una cesárea, como mucha gente cree. En el momento del parto, es posible que se considere practicar una episiotomía. Se trata de una incisión que se realiza en el periné de la mujer para evitar un desgarre al expulsar al bebé. Esa incisión se cose después mediante puntos, que pueden doler y molestar.

Si debes trabajar tras el parto, evita posturas que puedan forzar la zona afectada, y los desplazamientos, ya que caminar y estar de pié será más incómodo. Con algo de ingenio podrás avanzar en tus proyectos a pesar de los puntos. ¡Lo más difícil ya ha pasado!

El llanto del bebé

Tener un bebé en casa puede ser un cambio muy importante para tu rutina. No solamente absorbe gran parte del tiempo, al tener que estar pendiente, cambiarle el pañal, darle de comer… sino que también dificulta mucho seguir una rutina, especialmente los primeros días, o incluso semanas.

En esta fase, conviene que en lugar de tratar de llevar un horario de trabajo te plantees una lista de tareas ordenada por prioridad. De esa forma, en los ratos que tu hijo/a te deje libres puedes ir adelantando con aquellas cosas que son más relevantes. Verás que, incluso resolviendo las cosas “a ratitos”, acabarás avanzando bastante.

Para esto, conviene también centrarse en un único proyecto al mismo tiempo, e ir realizando tareas de ese proyecto hasta terminarlo. Esto es algo que te amplío en este vídeo sobre cómo ganar más dinero con menos esfuerzo:

Cansancio

Tras el esfuerzo físico del parto, y la recuperación del cuerpo, viene el hecho de que el llanto del bebé por las noches hace muchas veces difícil el dormir muchas horas seguidas. Un mal descanso conlleva un cansancio durante todo el día.

Existen varias formas de resolver esto. La principal es la cooperación: repartir las tareas y el cuidado del bebé entre los miembros de la casa. Además, cuando tu empresa te permite tener horarios flexibles, a veces ayuda dormir cuando duerme el bebé. Esto se debe a que muchos niños/as tienen el “horario cambiado” o son más activos de noche que de día. Esto se acaba regulando, pero mientras… es una buena solución tomarse alguna siesta reparadora a lo largo del día.

Dolor en los pechos

Cuando optas por la lactancia materna, es posible llegar a sufrir dolores en los pechos. Esto no significa que debas dejar de hacerlo, por el contrario hay soluciones.

Lo que suelen aconsejar los expertos es que, si el dolor va más allá de una simple molestia, se acuda a los especialistas, ya que puede ser a causa de problemas como as grietas, la mastitis o la ingurgitación. Puede sonar algo intimidante, pero todos estos inconvenientes tienen fácil solución ¡Y sin renunciar a dar el pecho!

Miedo al baño o los cuidados

Esto es algo que afecta especialmente a las madres primerizas. A la hora de bañar al bebé, o cambiarle el pañal sufren algo de miedo a hacerle daño o que se caiga. Es simplemente cuestión de práctica.

Lo que se aconseja es que las primeras veces se haga junto a alguien, de forma que cuatro manos sean mejor que dos, especialmente si esa persona tiene más experiencia tratando con bebés. Además, conviene tener todo preparado antes de bañar o cambiar el pañal al bebé, así no se le deja solo/a en ningún momento, y se tiene mayor sensación de tener todo “bajo control”.

Los baby blues

En los días después del parto es posible que se produzcan algunos altibajos emocionales. Se trata de síntomas como el llanto fácil, o ganas de reír sin motivo. Esto, según los expertos, tiene que ver con el cóctel hormonal, sumado al cansancio y la nueva situación, pero no es un problema.

Debido a que es algo natural, simplemente vívelo sin juzgarte, es una etapa más. Si te rodeas de personas que te quieran y te comprendan, todo estará bien.

Estreñimiento

Algo también muy normal es el estreñimiento en los primeros días tras el parto. Esto también es algo normal, y suele estar motivado por los hábitos que suele tener la madre tras dar a luz. Sin embargo, también tiene solución ¡Y no son laxantes!

Varios expertos señalan que la solución al estreñimiento post-parto es beber mucha agua, alimentarse adecuadamente y moverse. Salir a pasear con el bebé o practicar gimnasia hipopresiva pueden ser un ejercicio adecuado que te ayude a ir al baño.

Depresión postparto

He dejado para el final el que puede ser el problema más peligroso de todos. Se trata de un trastorno que afecta a algunas mujeres después de dar a luz, y que hace que se sientan con una profunda tristeza, ansiedad y cansancio, hasta el punto que les dificulta realizar actividades por ellas mismas.

En esos casos, un post de internet no te puede ayudar, y lo mejor es acudir a un especialista que diagnostique y proponga un tratamiento para esta dolencia. Al contrario que los otros 7 puntos de los que te he hablado en este artículo, este si es bastante grave. Tenlo en cuenta.


Espero que hayas encontrado interesante este contenido ¿Te gustaría que escriba más a menudo sobre temas así? Cuéntamelo en los comentarios, y no olvides compartir este post en tus redes sociales si lo has considerado útil ¡Hasta pronto!

¿Te ha gustado este artículo?
¡Puedes contribuir a que siga creando contenido como este!
Oliver de la Rosa

Oliver de la Rosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar