EFICIENCIA: El hombre del hacha

EFICIENCIA: El hombre del hacha

¿Sabes lo que es la eficiencia? Consiste en cumplir los objetivos con el menor coste posible. En este vídeo te cuento una historia que te hará ver por qué es ésto tan importante. También puedes verlo en DailyMotion.

Conoce la historia del hombre del hacha y aprende a ser eficiente Clic para tuitear

La historia del hacha, un ejemplo de eficiencia

Hay veces que estamos tan ocupados haciendo algo que no nos centramos en aquellas cosas que son verdaderamente importantes. Esto es lo que le pasó a un chico que estaba diciéndole al padre que quería un trabajo, un trabajo, un trabajo… hasta que el padre habló con un amigo que tenía una empresa de madera.

El chico empieza a trabajar en la empresa

El amigo del padre le dijo que no había problema, que le mandara al chico y le buscaban algo que hacer. El chico estaba muy entusiasmado y con muchas ganas. ¡Por fin tenía un trabajo!

El Lunes, primer día en la empresa

El chico llega a la empresa y fue a hablar con el amigo de su padre. Éste lo recibió muy bien y le explicó que en su empresa se dedicaban a talar árboles para luego procesar la madera y vendérsela a las fábricas.

Entonces le dijo que cogiera un hacha del almacén, y se pusiera a cortar árboles. A partir de ahora esa sería su hacha y tenía que cuidarla. El chico fué todo entusiasmado a hacer como le dijo el jefe. Pum pum pum pum pum cortó el primer día 20 árboles. Nuestro protagonista estaba contento porque había cortado un montón de árboles ¡Se le daba esto!

Martes ¿Qué le ha pasado a mi productividad?

Al día siguiente, un Martes, fue a la empresa todo entusiasmado a comerse el mundo y seguir talando árboles. ¡Iba a acabar él solo con todo el bosque! Y empezó con su hacha pum pum pum pum pum. Pero al terminar la jornada se dió cuenta de que sólo había cortado 15 árboles.

Se quedó preocupado, porque no quería perder el trabajo por cortar menos árboles que el día anterior. Además era un trabajo que le gustaba y estaba cómodo haciéndolo. Tenía que poner solución a eso.

Miércoles Eficacia no es Eficiencia.

Llegó el tercer día con más ganas que nunca y pum pum pum pum pum. Te chorreaba sudor por todas partes, la ropa empapada… Estaba ahí dándolo todo. Pero resulta que sólo cortó ese día 10 árboles.

¿Cómo podía ser posible? Estaba muchísimo más cansado de lo que estaba el Lunes, sudando, asfixiado… pero sólo habían sido 10 árboles. ¡Iba a perder el trabajo! Así que se propuso ir más temprano que nadie para aprovechar el tiempo.

Jueves, el madrugón ineficiente

Dicho y hecho, ahí estaba él antes que nadie el Jueves con su hacha cortando pum pum pum pum pum. Pero al final del Jueves sólo había cortado 7 árboles.

¿Cómo era posible? ¡Era impensable! ¿Qué había pasado? Si le había dedicado más ganas,  más tiempo y más esfuerzo que el Lunes, pero no estaba teniendo el mismo resultado. Todo lo contrario, estaba teniendo cada vez menos. ¿Qué crees que estaba pasando? Lo sabremos después de la publicidad:

Viernes, se resuelve el misterio y aprende a ser eficiente

Desesperado, nuestro protagonista fue a encarar al jefe, llorando, le dijo que no sabía lo que pasaba. Le explicó que el Lunes había cortado 20 árboles, y que desde entonces había cortado cada vez menos árboles. Le contó aún con lágrimas en los ojos que cada vez le ponía más ganas, que cada vez venía más temprano, que cada vez hacía más esfuerzo, que cada vez sudaba más y que llegaba con unos dolores a su casa con los que nada más llegar tenía que tumbarse en la cama porque no podía más.

A esto el jefe le preguntó: – ¿Tú estás afilando el hacha?

A lo que le contestó: ¿Cómo voy a afilar el hacha? ¡No tengo tiempo para afilar el hacha! Estoy demasiado ocupado cortando árboles.

¿Estas demasiado ocupado/a conduciendo para poner gasolina? Clic para tuitear

A veces estamos tan ocupados en lo que estamos haciendo que no tenemos tiempo de formarnos, de buscar nuevas herramientas, de aprender cosas nuevas… y en definitiva: de ser eficientes. Somos eficientes cuando cumplimos los objetivos con el mínimo esfuerzo necesario. Para esto podría ser útil también una agenda.

Espero que te haya servido este vídeo para darte cuenta de que hay cosas que nos mantienen tan ocupados que a veces no nos damos cuenta de hacer aquellas cosas que también tenemos que hacer. De esa forma no estarás tan ocupado/a ni tan cansado/a haciendo las cosas que ya estabas haciendo.

¿Te ha pasado algo así alguna vez? ¿Qué opinas de esta historia? Házmelo saber en los comentarios, y comparte este contenido en tus redes sociales para que tambien pueda servir a más personas.

¿Te ha gustado este artículo?
¡Puedes contribuir a que siga creando contenido como este!
Oliver de la Rosa

Oliver de la Rosa

1 comentario en “EFICIENCIA: El hombre del hacha”

  1. Pingback: ¿Cómo evitar perder oportunidades en la vida, los negocios y el amor? - La Libertad Financiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar