Últimamente se oye hablar mucho sobre las gestorías, sus ofertas, precios y demás. Lo más probable es que en algún momento te hayas preguntado, como me pasó a mi: “¿Y esto en qué me afecta?” Por eso he dedicido hoy escribir este artículo donde te doy las 3 razones esenciales por las que, probablemente, necesitas una gestoría ¿Empezamos?

Tu día tiene sólo 24 horas, y el tiempo no lo puedes recuperar

Dos preguntas rápidas: ¿Prefieres dedicarle tiempo a tu empresa o a Hacienda? ¿Prefieres captar nuevos clientes o rellenar impresos? Te guste o no, tu día no tiene más de 24 horas. De como emplees esas 24 horas depende el futuro de tu empresa.

Por tanto ¿Por qué arriesgarte a derrochar tiempo crucial en cumplir con las formalidades que nos impone el gobierno? Es mucho más inteligente apalancarte en una asesoría profesional que se encargue de eso mientras tú haces lo que es realmente importante: sacar a tu empresa adelante. Al contratar una asesoría, no sólo contratas un servicio, estás comprando tiempo.

No puedes “saberlo todo” mejor que una asesoría

A algunas personas les cuesta más reconocerlo, pero lo cierto es que no puedes ser muy bueno/a en lo tuyo y en todo lo demás. Sería como si un buen cirujano además debiera tener todo el conocimiento de un abogado, un economista, un experto en seguros…y a saber qué más. Subcontratar te da máyor competitividad. Al cirujano le permite dedicar su tiempo en realizar mejores operaciones, y a ti te permite dedicar ese tiempo en hacer crecer tu empresa.

Por eso, las grandes corporaciones contratan asesores, y las personas como tú y como yo, que no somos los dueños de Google, contratamos asesorías, que nos hacen el mismo servicio, pero son mucho más asequibles, y cuentan con personal especializado en cada tipo de problema que te pueda surgir.

No tienes por qué estar solo/a ante un problema

Cuando tienes una asesoría/gestoría que te respalda, los problemas se vuelven más pequeños. ¿Que tienes que presentar la declaración de la renta? ¿El impuesto de sociedades? ¿Las trimestrales? No hay problema, porque hay alguien que lo hace por ti.

Además, cuando tienes que contratar personal, no tienes que preocuparte de cómo redactar el contrato. Tampoco tienes que saber donde registrarlo ¡Ni siquiera ocuparte de hacer nóminas! ¿Empiezas a ver las ventajas?

Y muchas asesorías además tienen muchos otros servicios, como los seguros o asesoramiento para la adquisición de vehículos. ¡Tampoco tienes que preocuparte de eso!


Es por esto que deberías empezar a pensar en contratar a profesionales como los de esta asesoría para que te pasen presupuesto hoy mismo. He dedicido mencionarlos en este artículo porque me gusta mucho el enfoque cercano de su empresa, tal y como puedes ver en el vídeo de presentación que encontrarás en su web.

Además, prestan todo tipo de servicios útiles para cualquier persona física o jurídica, como tú o como yo (que como sabes soy autónomo).  Con esta herramienta puedes llevar a tu empresa a otra liga ¿A qué estás esperando? Tu competencia ya está trabajando con una gestoría. No pasa nada por preguntar qué te pueden ofrecer y cuánto te va a costar ¿Y si realmente te compensa? ¿Dejarías pasar esta oportunidad? ¡Hazlo ahora!


Espero que te haya servido este artículo ¿Tienes alguna experiencia con asesorías o gestorías? Házmelo saber en los comentarios, y comparte este artículo en tus redes sociales para que pueda servirle también a más personas.