Naming: Elige bien el nombre de tu empresa para tener más clientes – 7 técnicas para lograr el éxito

Naming: Elige bien el nombre de tu empresa para tener más clientes – 7 técnicas para lograr el éxito

Si has llegado hasta este post, probablemente te estás planteando qué nombre poner a tu empresa, proyecto o producto. Tengo buenas y malas noticias para ti: La mala, es que es algo más importante de lo que mucha gente cree (y una de las principales causas de fracaso). La buena, es que en este contenido te daré 7 formas de solucionarlo. ¿Quieres descubrirlas? ¡Pues sigue leyendo!

¿Por qué es tan importante el nombre?

El otro día estaba pensando en el caso de un restaurante de sushi que decidió buscar un nombre original para llamar la atención de sus clientes… y al mismo tiempo expresar la buena calidad de su comida, concretamente expresar que es “la mejor y la más deliciosa”. ¡Que bien! ¿Verdad? Diremos entonces en inglés que su sushi es “Best and delicious” (El mejor y delicioso). Buen slogan.

Y encargaron un logo bien elaborado, con cuchillos santoku para darle un toque más oriental, aparte de otros dibujitos que daban forma a las letras ¡Un diseño súper chulo!. Además utilizaron color naranja para llamar más la atención y evocar hambre… negro para darle un toque profesional… etc.

Por otro lado, compraron también un cartelón enorme para darle visibilidad, con fondo blanco para dar sensación de “limpio” y resaltar el logo. Piensa también que el blanco del arroz, el naranja del pescado y el negro de la cubierta del rollo de sushi son colores asociados al producto. Todo bien planificado… o casi todo.

Esta gente le dedicó coco a la imagen de marca, invirtieron en el logo, en la fachada… me imagino que en la decoración del local, la calidad del producto, la gestión del personal, ingredientes, proveedores… ¿Acaso puede salir mal algo así? Pues bien, si, ya que muchas veces una imagen vale más que mil palabras, mira su fachada:

¿Irías a comer a un sitio que se llama “Mal Sushi” o “Sushi Malo? Pues lo que parecía una idea genial se vino abajo por culpa de una mala elección de nombre. En la foto puedes ver como ofrecen su sushi a mitad de precio mientras se preguntan “¿Por qué no tenemos clientes?” “¡Si hemos invertido una pasta en el logo y la imagen de marca!” Pues bien, eso es lo que pasa cuando no le prestas la atención adecuada al nombre.

La coherencia del nombre con la imagen de marca

Otro factor importante que la gente de Bad Sushi no tuvo en cuenta fue uno de los principios más fundamentales a la hora de elegir un buen naming: la coherencia con la marca. De haber tenido este principio en mente, no llamas a un restaurante que hace el mejor y más delicioso sushi “Bad Sushi”.

Y es que, el nombre, es una de las primeras impresiones que causas en un cliente. Por la forma en que se llama tu empresa, tu producto o tu proyecto, ya estás creando una imagen en la mente de tus prospectos. Ahí es donde el nombre de “Bad Sushi” es tan destructivo, ya que el cliente se está imaginando en su cabeza un sushi malo antes de probarlo, asocia la empresa con esas emociones, y ya no quiere entrar al restaurante.

7 técnicas para dar con un buen nombre

Para que no te pase como al Bad Sushi, en este apartado vamos a hablar de 7 maneras de llegar a un buen nombre para tu proyecto. De esa forma, siempre tendrás una técnica que se adapte a lo que buscas. ¿Quieres conocerlas? Las tienes a continuación:

La hoja en blanco

La “hoja en blanco” o “tabula rasa”(“the blank slate” en inglés) consiste en dar con un nombre que no te condicione de cara al cliente, de tal manera que te permita crear una imagen de marca basada en otros elementos.

Un ejemplo podría ser dedicarte a vender ordenadores y llamar a tu empresa “Apple” ¿Qué tienen que ver las manzanas con la tecnología? No mucho, pero hoy en día asociamos a la marca Apple con una serie de características muy concretas.

Los 6 sombreros

La técnica de los 6 sombreros no es algo exclusivo del naming, sino que se emplea para muchas otras cosas. Algo que destaca de esta técnica es que se puede realizar tanto de forma individual como en grupo, por lo que si tienes varios socios o estás en medio de un brainstorming puede serte útil. Consiste en una serie de pasos que debes seguir adecuadamente:

Paso 1: Lista de palabras clave

Antes que nada debes tener una lista de palabras clave asociadas con lo que hace la empresa, posibles nombres comerciales, formas de llamar el producto… (por ejemplo, si te dedicas al negocio de las luminarias, puedes apuntar “LED, bombillas, luces, iluminación…” etc.). Te van a servir de base para lo que viene después. No es necesario que tengas todas las opciones de entrada, ya que en el proceso pueden ir saliendo nuevas ideas.

Paso 2: Repartir sombreros

La técnica de los 6 sombreros se llama así porque consiste en analizar un concepto desde 6 puntos de vista diferentes. Cada punto de vista se asocia con un enfoque distinto, y según el psicólogo maltés Edward de Bono, creador de la técnica, serían los siguientes:

“Bat Sushi” sería una forma de aplicar el sombrero verde en esta técnica
  • Sombrero blanco: Se basa en datos objetivos. Por ejemplo, que ya exista una empresa con ese nombre, o que la palabra elegida sea un insulto en otro idioma, En el Bad Sushi diríamos que “Bad” es malo en inglés, y que por tanto el nombre elegido dice que el sushi es malo.
  • Sombrero amarillo: Consiste en solamente buscar aspectos positivos. En el Bad Sushi, podría ser que “Bad” es una palabra fácil de recordar y que son las siglas de “Best And Delicious”, factores que se quieren destacar del producto en cuestión.
  • Sombrero negro: Busca solamente lo negativo. Con el “Bad Sushi” podríamos encontrar una larga lista de cosas que hemos ido mencionando a lo largo del artículo.
  • Sombrero rojo: Se basa en emociones, sin necesidad de justificarlas. Para el “Bad Sushi” podemos decir que nos hace pensar en un sushi de mala calidad
  • Sombrero verde: Consiste en proponer ideas creativas, recoge lo que se ha visto en los otros sombreros y propone nuevas cosas. Por ejemplo podemos decir que llamamos al restaurante “Bat Sushi” Para asociarlo con batman, de forma que sea más “cool”.
  • Sombrero azul: Es el moderador, evita que la gente se tire sillas a la cabeza y marca la estrategia. También es útil que vaya anotando las distintas cosas que se van diciendo, ya sea en una pizarra, papel… etc.

Paso 3: Intercambiar sombreros

Cuando se trabaja en grupo, a veces conviene ir intercambiando los sombreros entre las distintas personas. De esa forma se obtiene una visión más completa de cada aspecto de un nombre, y al mismo tiempo se vuelve menos aburrido el proceso.

Recursos literarios

La marca de cereales “Crunch” de Nestlé, utiliza una onomatopeya como recurso literario en su nombre.

En este caso se llega a un nombre usando técnicas creativas como simbolismo, metáfora, personificación, oxímoron, paranomasia, referencias evocativas, onomatopeyas…

Por ejemplo, CocaCola utiliza la aliteración, que consiste en la repetición de uno o varios sonidos dentro de una misma palabra o frase lo que hace que tenga una musicalidad fácil de recordar. Es una figura retórica que lo mismo te sirve para posicionar una marca centenaria, que para un verso de Rubén Darío como “con el ala aleve del leve abanico”.

Ejemplos de recursos literarios en el naming podemos encontrar muchísimos, de hecho daría para un artículo solamente de eso. ¿Te gustaría que lo escribiese? Cuéntamelo en los comentarios.

El enfoque directo

Consiste en buscar un nombre que exprese lo que haces, a veces algo tan directo como “bar Paco” (que te dice claramente que es un bar, y que es de Paco), y otras un poco más sutiles como PETO S.A., una empresa de Persianas y Toldos.

A nuestro sufrido ejemplo del restaurante de Sushi podríamos llamarlo “Buen Sushi”, “Good Sushi”, “Top Sushi” etc. Que quede claro que ahí se vende sushi, y que el sushi está bueno, vaya.

Palabras random

Esta técnica consiste en todo lo contrario de lo anterior, ya que vas a buscar palabras al azar, combinarlas, y construir una imagen de marca alrededor de eso.

Imagina que te dedicas a vender sillas y las llamas “Blue Chicken” (Gallina azul), no tiene mucho que ver… pero llama la atención y quizás te sirve para destacar de otras marcas de sillas.

Creación de nombre

Si coges una o más palabras, las combinas o modificas y creas algo nuevo, puede quedarte un nombre bastante interesante. Es el caso de Skype, Google o Lidl. Es un método bastante bueno a la hora de asegurarte de que no hayan otras empresas que se llamen igual, por ejemplo.

Contratar una agencia

A pesar de la detallada información de valor que te he dado en este contenido de más de 1700 palabras, es posible que ahora mismo tengas una sensación de “no saber por dónde empezar”. Es normal, una decisión tan importante no se puede tomar a la ligera, y es algo que puede producir ansiedad, frustración o incluso parálisis por análisis. Nada de eso será un problema con esta última técnica que te traigo.

Si tienes un problema de tuberías llamas a un fontanero ¿Verdad? Si tienes un problema para buscar un nombre ¿Por qué no contratar una agencia de naming? Se trata de un tipo de empresa especialmente diseñada para resolver tu problema. Ellos sabrán exactamente qué técnicas usar para tu caso particular, pero sobre todo pueden aportar algo muy valioso: experiencia. Sin duda es una opción que debes tener muy en cuenta, es rápido y efectivo, además de ahorrarte enormes quebraderos de cabeza.

Conclusión

El nombre de tu marca, tu empresa, tu producto, servicio, o cualquier proyecto que emprendas… es sumamente importante. En este contenido lo hemos visto de manera práctica a través del caso del “Bad Sushi” y has podido aprender cómo un mal nombre puede hundir un restaurante. Además, has visto 7 técnicas para conseguir un buen nombre: hoja en blanco, los 6 sombreros, recursos literarios, el enfoque directo, palabras random, creación de nombre, y contratar una agencia.

Espero que te haya sido útil este contenido, si tienes algo que aportar o preguntar sobre el tema, puedes hacerlo a través de los comentarios. Además, sería estupendo que pudieras darle difusión a través de tus redes sociales para que así ayude a más personas. ¡Hasta pronto!

Oliver de la Rosa

Oliver de la Rosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.