Xavier me pregunta a través de Facebook qué cosas se pueden fotografiar en la calle. Si quieres evitarte una multa o algo peor, te recomiendo leer este artículo.

Existen algunas normas generales que debes tener en cuenta a la hora de plantarte con una cámara en un espacio público, ya sea para sacar una foto o grabar un vídeo. Esto te puede interesar especialmente si buscas vivir de YouTube.

Voy a agruparlas en distintos conceptos, algunas cosas se basan en normas estatales de España y otras varían en función del ayuntamiento en el que te encuentres. Empezaremos hablando en líneas generales y luego te ampliaré información sobre determinados aspectos.

Lo que NO se debe hacer nunca

Otras normativas a considerar

Uso de trípodes (u otros objetos que “poses” sobre la vía pública, como focos y demás)

Tienes que tener mucho cuidado a la hora de usar un trípode para sacar una foto o grabar un vídeo en la calle. Esto se considera ocupación de la vía pública, y en muchos ayuntamientos puede ser objeto de multas si no se han pagado los cánones de suelo correspondientes. Esto se agrava si, además, es con fines de lucro. (grabar un vídeo para tu canal de YouTube entra en esa categoría).

Es curioso, porque hace unos meses salió una noticia que me llamó mucho la atención. Fue acerca de vídeos pornográficos que se grabaron en las calles de Madrid. En la noticia que acabo de compartir, hay una cita de lo que dicen los portavoces municipales, que es lo siguiente:

El Ayuntamiento de Madrid asegura […] que aunque no tenía constancia de este rodaje, no es necesario pedir permiso si no se emplea un trípode para grabar una secuencia.

En Madrid existe un procedimiento denominado Trámite de Rodajes cinematográficos, documentales y reportajes. Donde puedes ver que se usa en caso de no necesitar equipos electrónicos, que no dificulte la circulación de vehículos y peatones y que el equipo de trabajo no supere las quince personas. Lo tiene que tramitar cualquier persona física o jurídica que quiera plantarse en la calle a grabar. Obviamente cuando ya se tiene que cortar la calle, para, por ejemplo grabar una secuencia de acción para película, el procedimiento es más complejo.

En Barcelona, se plantea un modelo distinto donde se presenta una solicitud de autorización que es otorgada por la entidad Barcelona – Catalunya Film Commission. Para lo cual hay que rellenar los dos formularios necesarios de Solicitud de Espacio y Registro de producción. Después son ellos los que evalúan lo que indicas que vas a realizar y emiten o no el permiso/autorización correspondiente. Si tiene uso comercial, las tasas son aún más caras.

Grabar o fotografiar personas

Existe un gran debate sobre dónde está el límite de fotografiar o grabar personas en la calle. Con el caso del Cara Anchoa, es un tema que está bastante más en auge hoy en día.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta que el derecho a la propia imagen es un derecho constitucional y que, por tanto, prevalece sobre otras leyes (como las leyes de derechos de autor) al provenir de una norma de rango superior.

De forma genérica están prohibidas la captación, reproducción y publicación de la imagen (reconocible) de una persona, salvo consentimiento expreso. Hay algunas excepciones a considerar:

  • Que se trate de personas públicas (por profesión o cargo) en acto público o en lugar abierto al público, como por ejemplo un político en un evento municipal.
  • Cuando hay interés informativo, es decir, cuando se trata de información gráfica sobre un hecho o evento y la imagen aparece como accesoria, por ejemplo si estamos en una manifestación, siempre cumpliéndose dos requisitos indispensables: que la información sea veraz (basado en el fundamento de la diligencia) y que la información sea de interés público.
  • La parodia, aunque en esta última excepción no todo el monte es orégano como a muchas personas les gustaría, y existen muchas líneas que no se pueden cruzar. Daría para un artículo completo.

Por supuesto, si la persona retratada aparece en situación poco decorosa, se puede dañar su honor o dignidad la gravedad aumenta. Por no hablar de fotografiar a niños, ya que la ley es aún más estricta cuando se trata de ese tipo de fotos. Tenemos que tener claro también que cuando hacemos fotos o vídeos a personas y se nos pide que lo borremos, debemos hacerlo o bien si vamos a comerciar con la imagen, tenemos que solicitarle permiso para ello. (Una vez más, YouTube es una forma de comercial con esa imagen, porque ganas dinero con su uso).

Grabar o fotografiar espacios bajo propiedad industrial con fines de divulgación.

Respecto a la propiedad industrial, que tengamos claro que en España no existe el problema ejemplificado por los derechos de propiedad intelectual de la iluminación de la Torre Eiffel, ya que en nuestro país todo lo que esté de manera permanente en la vía pública se puede captar y explotar comercialmente o para otros fines, siempre y cuando no se denigre o se difame (o en todo caso, lo que se difunde tendría que ser absolutamente cierto).

En esta línea hay muchas personas que indican que no se puede fotografiar el Guggenheim de Bilbao o el Auditorio de Tenerife, dicha prohibición contravendría lo explicado hasta ahora. Sin embargo no es así, aunque tanto el museo como el auditorio están registrados como marca, reguladas por la ley de marcas Ley 17/2001,  y debes tener esto en cuenta a la hora de lo que te limita esta ley en el uso de la imagen. Por lo tanto, el problema no es grabar o fotografiar estos edificios, sino el uso que se le de a esas imágenes.

 

¿Quién puede obligarte a borrar una foto o vídeo?

Un Juez es el único competente para solicitar el borrado de una fotografía, vídeo o tarjeta de memoria. Por lo tanto un miembro de la fuerzas de seguridad del estado no tiene potestad para obligarnos a borrar una fotografía. Podrá decomisar la cámara, si considera que has cometido un delito, pero para ello tendrá que darte un documento donde argumenta qué ley estás quebrantando.

Obviamente, habrá situaciones donde la buena fe te diga que debes borrar una foto, por ejemplo si has fotografiado o grabado a una persona que te dice que no quiere que lo hagas, en cuyo caso te evitas problemas borrando ese material delante de esa persona. Hablando se entiende la gente.

 

Enlaces externos de referencia que te pueden interesar para ampliar la información.

Aparte de los artículos que ya te enlazo a lo largo del contenido, te dejo algunas lecturas adicionales que pueden ser de tu interés para ampliar la información que aquí te cuento.