Turismo en coche, una forma diferente de visitar Menorca

Turismo en coche, una forma diferente de visitar Menorca

Algunas personas piensan que el turismo es un nicho demasiado explotado, y que es muy difícil innovar en este campo. Mientras creen eso, otras empresas están generando pingües ingresos trabajando en un sector como este. En este artículo voy a hablarte de una forma distinta de hacer turismo, tanto si quieres hacerlo personalmente, como si te interesa conocer una forma diferente de viajar.

Lo veremos con el ejemplo de un lugar como Menorca, una pequeña isla del Mediterráneo que desata todo su potencial cuando se visita en coche. Concretamente te demostraré cómo los mejores 5 lugares de Menorca solamente puedes visitarlos así. Como obviamente esto está pensado para turistas en la isla, lo más normal es pensar en soluciones como alquiler coches aeropuerto Menorca, de forma que nada más bajar del avión ya estés preparado/a para la aventura.

Hacer la ruta de los faros

Como sabes, una de mis pasiones es la navegación. Por tanto, no puedo evitar empezar por recomendarte echarle un vistazo a los faros de la isla, ya que algunos son bastante espectaculares. Obviamente, estos faros están bastante separados unos de otros, por lo que la mejor forma de verlos todos es desplazarte en coche.

Algunos de los más interesantes, y que no te puedes perder, son: Cavallería, Favaritx, Artrutx. o Punta Nati. Por supuesto, hay muchos más, pero te toca ponerte al volante y descubrirlos ¿Recomendarías algún otro? Cuéntamelo en los comentarios.

Visitar el pueblo marinero de Binibeca

Menorca es una isla muy ligada a la pesca y la tradición marinera. Dan buena fe de ello algunos asentamientos como Binibeca, un pueblo marinero de casas blancas, la mayoría de autoconstrucción, que acaban generando un montón de rincones únicos, dignos de una postal.

Si te gusta visitar lugares diferentes, llenos de encanto, no dudes en conducir hasta Binibeca, y perderte por sus calles y plazas. Un entramado de túneles, escaleras y rincones te hará disfrutar de cada segundo.

Conocer el espacio natural de S’Albufera des Grau

Otro aspecto que cabe destacar de Menorca son sus parques naturales, ya que no todo es mar y playa en esta isla del Mediterráneo.

Beleares, y concretamente Menorca, tienen algunos parajes verdes muy interesantes, como el Monte Toro, o el espacio natural de S’Albufera des Grau, con más de 5.000 hectáreas. Es un lugar ideal para hacer actividades al aire libre, como senderismo, y respirar aire puro. En este espacio natural hay tres rutas principales que se pueden realizar, muy recomendables si te gusta este tipo de actividad.

Por supuesto, para llegar hasta una zona más remota, como puede ser este parque natural, deberás hacerlo en coche, incluso si luego vas a hacer una excursión campestre a pié entre sus bosques.

Descubrir la ciudad monumental de Ciutadella

Ciutadella era antiguamente la capital de la isla. A mi me gusta especialmente su enorme puerto deportivo, obviamente, pero la gente que la suele visitar lo hace por su importante patrimonio monumental.

Se trata de una ciudad con un valioso casco histórico, donde se pueden apreciar ejemplos de arquitectura mediterránea de gran calidad. Cabe destacar su catedral gótica, de imponente belleza y fabuloso estado de conservación. También es recomendable pasar por el Mercat del Peix, un mercado tradicional que bulle de gente, especialmente en verano.

Las muchas tiendas de la ciudad son ideales para encontrar todo tipo de productos, como las menorquinas, un tipo de calzado típico de Menorca.

Disfrutar las calas exclusivas y el Pont D’en Gil

Y, por último, las playas. Pero no las típicas playas donde va todo el mundo y que están masificadas de gente. No, lo interesante del litoral menorquino son sus muchas calas, a las que puedes llegar conduciendo.

Muchas de estas calas tienen una paradisíaca arena blanca, y sus cristalinas aguas te permiten ver hasta los dedos de tus pies. Algunas de las más conocidas, y que no deberías perderte, son: Macarella, Mitjana, Turqueta, Pregonda, Macarelleta o Morel, entre otras.

Además, está el Pont D’en Gil, un arco natural formado por la erosión del agua del mar, y que da lugar a una estampa muy típica que seguramente habrás visto en algún folleto publicitario.


¿Has visitado alguna vez Menorca en coche? ¿Te gustaría hacerlo? Espero que hayas encontrado interesante este artículo. Si ha sido así, tienes alguna duda, o quieres aportar algo, no dudes en dejar un comentario. Además, sería genial que puedas compartir este contenido en tus redes sociales para que sirva también a más personas ¡Hasta pronto!

Oliver de la Rosa

Oliver de la Rosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.